Los problemas a la vista son uno de los más complejos que se puedan tener. Resta movilidad y limita la calidad de vista de una persona.

Y es que enfermedades que aquejan a la visión son muchas. Dentro de ellas se pueden contar la hipermetropía miopía, astigmatismo, presbicia, daltonismo, conjuntivitis, glaucoma y catarata, entre otras.

Si ya no distingue los números de las micros o leer lo que dice en sus letreros. Si tiene que acercarse demasiado para poder leer la pantalla o si está teniendo accidentes porque no vio algo que estaba en el camino.

Por los motivos anteriormente mencionados, es que acudir al oftalmólogo debiera ser un ejercicio periódico tanto para quienes presentan problemas a la vista desde siempre como para quienes no.  Es una acción que puede marcar la diferencia entre ver y no ver.

Esto puede ser la mejor defensa en el acto de prevención y cuidado de la vista. Además se tiene que tener presenten que las enfermedades a los ojos no siempre presentan síntomas, aunque la vista borrosa es uno de ellos.

También pueden presentarse problemas de vista en un solo ojo u otro tipo de anomalías. Cabe mencionar que uno visita al oftalmólogo nunca está demás.

Con todo, se puede evitar malas posturas producto de problemas a la vista o estar muy cerca de las pantallas. Una buena visión es sinónimo de salud.

Cuando menores

Una de las frases más típicas que se escucha cuando se es niño es que ”ponte los lentes”, y una de las respuestas más frecuentes es también que no los necesito.

Pero resulta que la vista es fundamental en todo lo que se hace. Estudios, con lo que si no se cuenta con buena visión no se puede leer y más adelante en la vida laboral.

La visión también es requerida al momento de jugar. Es un aspecto clave de la salud en el cual no se deben escatimar cuidados, lo cual implica por supuesto una visita preventiva a nuestro centro oftalmológico

También cuando se es menor se piensa que todo es pera siempre, y si algo no lo es; es la buena vista si es que no se cuida o no se toman las precauciones como se debe.

Asi que la moraleja es que siempre se tiene que considerar una visita a su oftalmólogo tanto para prevención posible problemas a la vista como para tratamientos definitivos.

Si requieres de atención oftalmológica, puedes acudir al Centro Oftalmológico Visum. Para mayor información puedes visitar https://www.visum.cl/